Los mercados de derivados se convirtieron en uno de los elementos fundamentales de trading mundial en los ochenta. En sus orígenes, se centraba en las materias primas agrícolas, como el trigo o el café. El trading de derivados ha supuesto un nuevo mundo de mercados para los inversores.

  1. Qué son los derivados financieros
  2. Trading de derivados: cómo operar con derivados financieros
  3. Tipos de derivados financieros
  4. Trading de derivados y apalancamiento
  5. Ejemplo de trading de derivados: la cobertura
  6. Resumen: los mercados de derivados

Qué son los derivados financieros

«Un derivado es un activo financiero cuyo valor se deriva del de otro activo o de un índice de mercado.» - Diccionario de la Real Academia Española.

Un derivado es un contrato que se celebra entre dos o más partes y que se basa en un activo (o en un conjunto de activos) financiero subyacente. Los inversores utilizan los derivados para especular sobre los futuros movimientos de precio de un activo subyacente, sin tener que comprar el activo en sí, con la intención de obtener beneficios.

Significativamente, los derivados permiten a los inversores ir largo y corto sobre activos como las acciones admitiendo especular sobre si el precio de estas subirá o bajará en el futuro.

Existe una amplia gama de activos que se emplean para conformar la base del trading de derivados, lo que permite a los inversores abrir posiciones en divisas, materias primas, acciones, índices, bonos y tipos de interés.

Los inversores también emplean los derivados con propósitos de cobertura, con el fin de disminuir el riesgo sobre otra posición que hayan abierto en el mercado.

Trading de derivados: cómo operar con derivados financieros

Se puede operar con derivados de dos modos distintos. El primero es over-the-counter u OTC por sus siglas en inglés. Este se lleva a cabo en un mercado que extrabursátil, es decir, se basa en que las partes implicadas negocian las condiciones del contrato de manera privada (un contrato no regulado).

El segundo es a través de un mercado de valores organizado, lo que ofrece contratos regulados. Esto da el beneficio de tener como intermediaria la Ley de valores, lo que hace que los inversores eviten el riesgo de contraparte que implican los contratos no regulados creados en OTC.

Existen muchos productos derivados. Todos ellos presentan una serie de diferencias importantes que son fundamentales para los inversores. Tres de los derivados más populares son:

  1. CFD (Contratos por diferencia): Los CFD son un acuerdo entre dos partes para pagar la diferencia del precio de un activo entre el tiempo que una posición está abierta y cuando se cierra.
  2. Opciones: Las opciones dan a los inversores el derecho (pero no la obligación) de comprar o vender un activo a un precio específico en un periodo de tiempo determinado.
  3. Spread betting: El spread betting permite realizar una apuesta sobre el movimiento de un mercado. El nivel de beneficios o pérdidas se define por la cantidad de movimientos de mercado que haya antes de que se cierre la posición.

Puedes obtener más información sobre los CFD aquí y sobre qué son las opciones y cómo funcionan.

Tipos de derivados financieros

Existen varios tipos de derivados con los que se puede operar. Todos ellos tienen características únicas que los diferencian de los otros y los inversores los emplean con distintos propósitos.

  • Los contratos de futuros creados en OTC y los contratos futuros se utilizan con el fin de especular sobre los movimientos de los precios en el futuro de un activo o como método de cobertura.
  • Las opciones permiten a los inversores tener una estrategia de cobertura contra las potenciales caídas de precios.
  • Los swaps se emplean como método de cobertura para los riesgos relacionados con la deuda, los movimientos de Forex y las fluctuaciones en los precios de las materias primas.

A continuación, presentamos un desglose de las clases fundamentales de derivados:

  • Contratos a plazo (forward)

Un contrato a plazo, o contrato de futuros creado en OTC, involucra a un comprador y un vendedor. Ambos se ponen de acuerdo para operar con un activo en una fecha futura con el precio que acuerden en la fecha del contrato. Por ser contratos creados en un mercado OTC, las condiciones son acordadas en privado entre las partes implicadas.

El contrato se liquida en la fecha preestablecida, cuando el comprador paga el activo al vendedor (o, en ocasiones, recibe el dinero) por el precio convenido. Los beneficios y pérdidas producen en función del movimiento del precio del activo subyacente entre las fechas de inicio y de vencimiento del contrato.

  • Contratos futuros

Los contratos futuros surgieron a partir de los contratos a plazo y, por tanto, tienen características en común. Las características únicas de los contratos futuros es que están normalizados y se operan en bolsa, además de que están sujetos a procedimientos de liquidación diarios. Esto significa que las partes implicadas en el contrato se liquidan día a día durante el periodo de tiempo acordado, es decir, el pago de los beneficios se cubre diariamente por la parte que ha incurrido en pérdidas.

  • Contratos de opciones

Las opciones ofrecen el derecho, aunque no la obligación, de realizar la compra o venta de un activo en una fecha futura a un precio acordado. Si el contrato da la opción a una parte de vender un activo, se denomina opción put. Si da la opción a una de las partes de comprarlo, entonces se denomina opción call.

  • Swaps

Los swaps son tipos de derivados completamente diferentes que implican a dos partes que pactan el intercambio de una serie de cantidades de dinero o el intercambio de diversos activos sujetos a una variable. Existen distintos tipos de swaps, algunos de los más comunes son:

Swap sobre tipos de interés En los swaps de tipos de interés, una de las partes tiene un préstamo con tipos de interés variables, mientras que la otra parte tiene un préstamo con tipos de interés de carácter fijo. Una de las partes puede tener un préstamo con un tipo de interés variable, pero el resto de sus pasivos pueden ser de carácter fijo, por lo que decide realizar un swap en su tipo variable por uno de carácter fijo que se corresponda con el resto de su deuda.

Esto también puede suceder al contrario, cuando una de las partes quiere realizar un swap en sus tipos de carácter fijo por otros variables que se correspondan con el resto de sus pasivos. Existen algunas versiones que ofrecen a las partes el derecho, aunque no la obligación, de realizan un swap en una fecha acordada.

Swap sobre tipos de cambio Los swaps sobre tipos de cambio implican a dos partes que realizan los pagos de sus préstamos en divisas distintas. Una de las partes paga el préstamo de la otra en una divisa a cambio de que la otra pague el préstamo de la primera en otra divisa diferente.
Swap de materias primas Los swaps de materias primas tienen a ser utilizados por grandes empresas e instituciones financieras, y no por inversores particulares.

Por lo regular, un swap de materias primas supone un acuerdo establecido entre una empresa, que produce o negocia con materias primas (habitualmente petróleo, pero también pueden ser metales u otras materias primas) y un comprador. El acuerdo implica la venta de un volumen concreto de la producción, a un precio que ya acordado sobre un periodo predeterminado.

Los productores aseguran un precio para su producción como una estrategia de cobertura contra el riesgo de descenso en los precios al contado y los compradores aseguran un precio para cubrirse contra lo contrario, es decir, el riesgo de la subida de los precio al contado.

Trading de derivados y apalancamiento

Además de especular sobre el movimiento de precio de un activo y llevar a cabo estrategias de cobertura en sus posiciones, los inversores emplean los derivados para incrementar su apalancamiento. Esto les permite abrir una posición con mayor exposición a los principales mercados en comparación con el capital que tendrían que utilizar, aumentando el tamaño de los beneficios (y las pérdidas) que pueden obtener.

Por ejemplo, los inversores pueden emplear el apalancamiento para abrir una posición en acciones por una fracción del coste del precio real de dicha acción.

Obtén más información sobre el impacto del apalancamiento en tu operativa.

Cuanto más volátil sea un mercado, mayores serán los beneficios que obtendrán los inversores con el trading de derivados, ya que el precio del activo subyacente se moverá de manera más drástica. Por tanto, mayor volatilidad implica que el valor y el coste de tanto los puts como los calls aumentarán. Los inversores emplean el índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago (en inglés, Chicago Board Options Exchange Volatility Index, VIX), para monitorizar la volatilidad de algunos mercados en concreto, en este caso el del S&P 500.

Ejemplo de trading de derivados: la cobertura

Las estrategias de cobertura se emplean como una forma de seguro.

Pongamos un ejemplo: la entidad ficticia Baker Corp compra y consume grandes cantidades de harina para crear sus productos. Sin embargo, la entidad teme que sus márgenes se estrecharán si el precio de la harina sube en el futuro. Por tanto, Baker Corp decide establecer un contrato con un proveedor de harina y acuerda comprar diez sacos de harina en seis meses por el precio de 15€ cada uno.

Así, Baker Corp ha asegurado el suministro de harina a un precio garantizado, lo que le protege de cualquier incremento potencial de los precios al contado de la harina durante los próximos seis meses. A cambio, el proveedor sabe que venderá su producción futura a un precio determinado, estando protegido ante un posible descenso de los precios de la harina al contado.

Seis meses después, en la fecha acordada, el precio al contado de la harina ha aumentado a 20€ por saco. Pero Baker Corp pagará el saco a 15€, tal y como habían acordado, por lo que ahorra 5€ por cada saco que tendría que haber pagado en el mercado al contado. Sin embargo, el proveedor ha salido perdiendo, ya que no ha aprovechado la oportunidad de vender los sacos de harina en el mercado al contado por un precio superior.

Obtén más información en nuestro glosario de términos de trading de IG.

Resumen: los mercados de derivados

  • Los derivados se han hecho más populares porque se basan en el valor monetario de un valor en lugar del activo material en sí, lo que permite a empresas y particulares operar en acciones, divisas y materias primas sin tener que comprarlas en realidad. Esto permite que el trading de derivados se lleve a cabo en efectivo, sin necesidad del envío físico del activo.
  • Los mercados de derivados también permiten a los inversores emplear el apalancamiento, lo que significa que pueden abrir una posición mucho mayor en comparación con el precio real del activo, maximizando el alcance su capital.
  • Para las empresas, los derivados desempeñan un papel fundamental en el sistema financiero actuando como un seguro a través de una estrategia de cobertura. Esto les permite eludir los movimientos negativos de los precios y reducir las pérdidas, independiente de la dirección del movimiento de los precios.

Descubre los aspectos más relevantes del trading a través del los cursos gratuitos en Academia IG y comienza a desarrollar tus habilidades de trader en un ambiente real y completamente libre de riesgos, abre tu cuenta demo ahora.

Say hello

Find us at the office

Chappa- Adamitis street no. 38, 81811 Tripoli, Libya

Give us a ring

Alda Runion
+69 213 130 910
Mon - Fri, 10:00-22:00

Say hello